Día por el DECRECIMIENTO, 29 octubre.

Hoy vuelvo a mi blog, face book me ha tenido pillada casi en exclusiva un tiempo pero la “no inmediatez” de los blog me ha hecho volver a esta difusiva costumbre. Hoy 29 de octubre ,  dia del Decrecimiento.

El devenir en la vida social y politica provoca que a veces algunos conceptos que manejamos se vacíen convenientemente de contenido, o incluso acaben sirviendo para la contrario que fueron ideados. Creo que es el caso de la expresión “desarrollo sostenible”, patrocinada por la ONU a finales de los 80, y que trataba de hacer compatibles crecimiento y desarrollo económico con la necesidad de regular unos limites ambientales.
El término fue implantándose en las Cumbres Internacionales, en los programas de todos los partidos políticos, a través de los medios de comunicación, hasta convertirse en un concepto que ha ido perdiendo la fuerza que pudo tener en su momento a fuerza de ser usado, y ser usado además por agentes económicos o sociales muy poco interesados en una auténtica sostenibilidad ambiental o social de proyectos “de desarrollo”, . Algunos autores como Ernest García consideran que “el desarrollo sostenible es científicamente inconstruible, culturalmente desorientador y políticamente engañoso”. Los datos se ponen de acuerdo con esta opinión. Desde que se ha asumido el desarrollo sostenible por la práctica política en una buena parte de países democráticos, ha aumentado espectacularmente el impacto ecológico. Según datos del Col.lectiu d´Estudis sobre Cooperació y Desevolupament, desde 1990 el planeta se encuentra por encima de su capacidad de carga. Y en 2003, debido al crecimiento económico, se superaba ya su capacidad de regeneración en un 25%. Los indices relacionados con la biodiversidad se reducen espectacularmente, a la vez que se produce un agotamiento de recursos naturales, la destrucción de ecosistemas. En medio de este panorama de indicadores ambientales negativos, una vez demostrado que el crecimiento continuo es insostenible, incluso a corto plazo, poco a poco ha ido ganando apoyos el concepto de decrecimiento.

La idea de decrecimiento surgió entre autores críticos con la sociedad de consumo, y desde hace tiempo, ha pasado a formar parte del vocabulario de l@s que estamos en el activismo ambiental, solidario o altermundista. La apuesta de vivir mejor con sencillez, uno de los axiomas del decrecimiento se formula una vez demostrado que se han sobrepasado los límites  razonables de explotación de los recursos naturales del planeta. Una apuesta por otro modelo de relacionarnos con nuestro medio y por otra forma de producir bienes de consumo, y válida tanto para los países ricos como para los países pobres o en vía de desarrollo, puesto que en ningún momento decrecimiento está reñido con desarrollo, siempre que nos refiramos a éste como un aumento del bienestar, o como una mejora del acceso a la sanidad, a la cultura, a los derechos económicos y sociales de la población de estos países. La realidad nos muestra que en muchos casos, ese crecimiento económico sin límites ha producido precisamente más exclusión social, movimientos de población indígena, privatización de recursos básicos como el agua, etc. El decrecimiento pretende en definitiva producir felicidad y riqueza con una menor utilización de recursos y energía.
Por otro lado, estoy de acuerdo con la propuesta de Giorgio Mosangini, de que hay que redefinir el concepto de deuda externa de los países pobres. Somos los países ricos en realidad los que tenemos una deuda de crecimiento con los pobres por haber crecido por encima de las posibilidades del planeta, utilizando recursos que les correspondían a estos países y también a las generaciones futuras. Como además, estos países padecen más las consecuencias del cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales y energéticos tenemos con ellos también una deuda ecológica. La teoría del decrecimiento supone asumir por primera vez la responsabilidad de formar parte de un planeta con recursos limitados, y actuar en consecuencia con el resto de sus habitantes y con las generaciones futuras. Por lo tanto, sostenibilidad y decrecimiento parecen conceptos que van a ir unidos en las próximas décadas. O por lo menos, eso espero, y eso me gustaria, Decrecimietno de Yesa suena mucho mejor que lo otro ¿o no? …

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Medio Ambiente, Modelos de desarrollo

2 Respuestas a “Día por el DECRECIMIENTO, 29 octubre.

  1. Muy interesante esta entrada.
    Recordar que el término “desarrollo sostenible” es inventado por la Secretaria General del Partidos Socialdemócrata Sueco, Sra. Brundtland. Creo que es injusto achacar a las políticas basadas en el “desarrollo sostenible” el hecho de que nuestra huella ecológica aumente. Todo lo contrario: lo que pasa es que el capitalismo llega a sus límites físicos, aumentando el crecimiento hasta el colapso económico: hoy el crecimiento es básicamente financiero, ficticio, creo que debemos prepararnos para ver que el decrecimiento económico sea un hecho estructural.
    Y en ese sentido, hay que recordar que los sectores generadores de empleo, históricamente, son la agricultura y la industria. Una economia de servicios sufrirá siempre un desempleo estructural.
    Hay que apostar por la agricultura y la industrias pegadas al terreno y eso significa intervención pública.
    Socialismo o barbarie.

  2. Cito.
    “Puesto que la economía humana es un subsistema de un ecosistema global finito que no crece, aunque se desarrolle, está claro que el crecimiento de la economía no puede ser sostenible en un periodo largo de tiempo.” pag. 39
    Herman E. Daly (Departamento de Medio Ambiente del Banco Mundial, Whasington D.C. USA).
    “Criterios operativos para el Desarrollo Sostenible”.
    Debats, num 35/36, 1991, Edicions Alfons el Magnanim. Institució Valenciana d’Estudis i Investigació. Generalitat Valènciana, Diputació Provincial de Valencia.
    Llevo tres lustros buscando el siguiente libro:
    Wolfgang Harich “comunismo sin crecimiento”, 1973. un comunista heterodoxo de la RDA que prefirió comerse la cárcel de su país antes de huir al exilio.
    No se trata de plantear políticas de no crecimiento (cosa como se ve vieja) si no hacerse a la idea de que nos estamos acercando a una situación donde el crecimiento será imposible y precisará sus propias políticas. Políticas para una economía sin crecimiento.
    En el capitalismo, mientras el propietario pueda recuperar una parte superior de su inversión (plusvalía) tendrá incetivo para invertir (será rentable) y el ciclo económico seguirá funcionando.
    Hay que leer a K. Marx.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s