POLITICAS DE MUJERES

Hace ya unos días que quería postear de otro tema, un tema que también me interesa, y con el cual tengo menos interlocutores para debatir, también es verdad que en este tema aparte de las lecturas sobre la cuestión, más bien es experiencia vital, que voy adquiriendo y la que observo en otras compañeras.

La política y las mujeres, o las mujeres en política. De primeras era un tema que me producía risa, ¿como en partidos “progresistas” hablamos de cuotas de género? ¿de listas paritarias? … Cuando militas activamente y tienes ambiciones lo entiendes al vuelo y lo compartes contundentemente.  ¿por qué? porque los órganos de los partidos son más “opacos” y “testosteronicos”  de lo que sus reglamentos describen y porque la disponibilidad de tiempo para dedicarlo a la política o a cualquier otro tema es siempre menor en una mujer,  maternidad responsable manda.  Y si somos menos en la base, seremos menos en lo alto, en las ejecutivas. Las cuentas no fallan.

Hay mujeres en cargos organizativos de los partidos como los financieros, los administrativos, los periodísticos (¡ la creatividad !); en cargos sectoriales que “nos deben de hacer juego”¡, porque casi siempre nos tocan como el medio ambiente, la política social, la cultura y la sanidad. Pero en políticas de transporte, de empleo, de industria, de deportes, ¿cuántas mujeres se involucran? Y en la política interna del partido, con poder de  toma de decisiones? , decisiones que se toman fuera de horario, fuera de reunión, en camarillas, en un bar, en un reservado de restaurante,… ¿Cuántas mujeres comparten esa oportunidad? ¿Por qué? ¿Falta complicidad o falta confianza del genero varon?

 Al hilo de un articulo que leí a finales del año pasado “los hombres están en política, las mujeres pasan por ella” también caes en la cuenta de lo poco que perduran ellas en los cuadros orgánicos o institucionales. Cuando en un partido se habla de que no hay renovación, de que están siempre las mismas caras, estas son de varones, no hay duda. Y ¿cuál es el remedio que pone entonces el partido? … seguro que lo adivináis. La presencia de una mujer significa renovación,  tampoco hay duda. O por casualidad o por causalidad pero cuando una mujer consigue un puesto decisivo en un partido político renueva su equipo, trae mas compañeras que el antecesor, el corporativismo de genero creo que es genético, y trae otras connotaciones de imagen, de contenidos, de prioridades distintas, sean políticas progresistas o conservadoras. Distintas psiquis, iguales capacidades. Pero la pregunta que os lanzo ¿Por qué las mujeres son las primeras en renovarse después? No suelen perdurar en sus cargos orgánicos, parece que hay estudios de la permanencia de las mujeres como diputadas en el congreso estatal y esta muy claro que ellos duran y duran, mientras que ellas aparecen y desaparecen más rápidamente. ¿No sabemos hacer lobby? ¿somos competitivas entre nosotras?  ¿valoramos el cambio como un valor en política  más que ellos?  

Aquí sabéis en que siglas milito, suelo estar en las listas de candidatos, elaboradas según muchos parámetros, oportunidad, idoneidad,…,  pero curiosamente el que te impulsa mas es “el ser mujer”, contradicciones del techo de crista, ademas de mujer soy de ciencias y como estais muchos ilustrados os pido opinión y bibliografía, con firmeza y con sensibilidad.

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo MUJERES

Una respuesta a “POLITICAS DE MUJERES

  1. La verdad es que planteas una interesante cuestión. Sin embargo creo que habría que reflexionar no tanto sobre el papel de la mujer en política sino del papel de la mujer en la sociedad en general, ya que esta falta de presencia significativa de la mujer en la actividad pública también se hace evidente en otros ámbitos de nuestra sociedad como la dirección de empresas, colectivos, etc. Creo que la respuesta es, por un lado la existencia de enormes trabas y tabues que impiden que la mujer pueda asumir de manera real estas responsabilidades, y por otro una diferente escala de valores que hace que la mujer otorgue más importancia a otras cuestiones que su participación en la vida pública, a diferencia de lo que ocurre con el hombre. Es mi humilde opinión desde el otro lado del terreno de juego. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s