Los Hombres Viejos

Soy una personal vital, sincera. soñadora, entusiasta y alegre . No quiero seguir estando en corrales vallados hasta arriba con francotiradores baratos disparando. Por una sola razon … porque ese corral  no es el que soñé.   Hoy pongo de nuevo un poema, unos trozos de un poema.

Es de Miguel Hernandez, los escribio en los años de la guerra civil,  se titula “”Los Hombres Viejos “. Dedicado a los que sientan que va por ellos y ellas.

Herís, crucificáis con ojos compasivos,
cadáveres de todas las horas y los días:
autos de poca fe, pasto de los archivos,
habláis desde los púlpitos de muchas tonterías.

Nunca tenga que ver yo con estos doctores,
estas enciclopedias ahumadas, aplastantes.
Nunca de estos filósofos me ataquen los humores,
porque sus agudezas me resultan laxantes.

Porque se ponen huecos igual que las gallinas
para eructar sandeces creyéndose profundos:
porque para pensar entran en las letrinas,
en abismos rellenos de folios moribundos.

Viejos exhombres viejos: ni viejos tan siquiera.
La vejez es un don que cederá mi frente,
y a vuestro lado es joven como la primavera.
Sois la decrepitud andante y maloliente.

Sois mis enemiguitos: los del mundo que siento
rodar sobre mi pecho más claro cada día.
Y con un soplo sólo de mi caliente aliento,
con este solo soplo dicté vuestra agonía.

(poema completo en http://www.elecohernandiano.com/numero5/suexclusivapoesia.htm)

 

 

 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “Los Hombres Viejos

  1. Valentín

    No sé si es peor no querer escuchar o no querer ver.

  2. Precioso y necesario… como toda la poesía.
    Eres parte del motor de este país… y tan necesaria como la poesía, ¡no rebles!

  3. En otro post puse que todo es poesía, creo que no es del todo cierto. Poesía es el ver la luna como sale cada noche, el ver la puesta del sol en el horizonte, la sonrisa de una persona querida, el llanto de una persona amada, el sueño o la utopía en mejorar este mundo nuestro, todo esto puede ser poesía. Pero lamentablemente siempre estarán acechando las sanguijuelas para agarrarse a un cuerpo fuerte e ir chupando la sangre vital del mismo, hasta dejarlo desfallecido, minutos antes del tal trance saltarán a otro cuerpo mas fuerte que las pueda alimentar mas y mejor. Esto último no es poesía y mucho menos utopía, esto es la cruel realidad que a veces nos toca vivir de cerca.
    Salud y VIVA LA UTOPÍA

  4. Bastian

    Que manieras de ficar-te con biellos como yo.
    Mesacha, bi ha chen choben d’ edá que son biellos en esprito.
    Y me siento muito choben con busatros.
    A chobentú no ra trafegemos.
    Que continemos asinas!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s